Robert Ryman | Museo Jumex

Robert Ryman

El pasado 4 de marzo se inauguró la primera muestra individual del artista estadounidense Robert Ryman en el Museo Jumex. La exposición se conforma de 24 piezas que fueron curadas por Courtney J. Martin, la actual directora de la Dia Art Foundation, institución que organiza la muestra. La relación de esta institución con el artista es larga y varias de las piezas que conforman la exposición fueron comisionadas para ser exhibidas en Dia:Chelsea en 1988.

Robert Ryman usa como eje central el concepto de ‘luz real’, es decir, la manera como se refleja la iluminación, ya sea natural o artificial de su entorno, así como la capacidad de la pintura para absorber y refractar la luz, es decir, la luminiscencia. También una de las problemáticas que busca resolver el artista es la intervención de la pintura a diferentes superficies, por ejemplo; aluminio, cartón, lienzo, papel o plexiglass. Parecería que las pinturas de la muestra son blancas, pero es exactamente lo contrario, las piezas muestran tonalidades de color acercándose al blanco.

Robert Ryman

Vista de la exposición de Robert Ryman en el Museo Jumex.

El contraste entre un blanco puro se ve en la misma pared de la Galería 2 del museo. De alguna manera, el mismo espacio y luz del recinto compiten con la luz que reflejan las pinturas. El estudio sobre la luz del artista hace evidente que mientras pensamos que el blanco es lo que prepondera en su trabajo, son exactamente los pequeños gestos de color en sus obras lo que permite teorizar sobre su obra.

Ryman trabajó como guardia en el MoMA en 1958, y fue en ese mismo año que realizó su primera pintura. Durante su tiempo en el museo conoció a Sol Lewitt, colega que influyó en su trabajo. Ese mismo año un coleccionista compra una de sus obras y entra al mercado del arte. Desde ese momento se producción artística se enfoca en explorar y generar conversaciones sobre la luz en la pintura.

Otra de las conversaciones en su trabajo es acerca de los materiales, sobre todo de los metales como el aluminio y el cobre. En la década de los sesenta, comienza una serie de piezas en la que dejaba el lienzo y utiliza polímero de vinilo de color azul -que por su tonalidad podría parecer negro- sobre una base de aluminio. Una de las piezas icónicas del artista es Untitled (1973) una serie de cuadros donde pinta sobre una superficie de cobre oxidado. Esta exploración la seguiría en los ochenta cuando produce Post (1981), Factor (1983) Catalyst III (1985) obras en donde pinta sobre aluminio y sumaría el plexiglass.

Robert Ryman

Robert Ryman. Untitled (1973). Esmalte vítreo de doble cocción sobre cobre oxidad.

El montaje es otra conversación sobre los soportes visibles como parte de la obras, extiende el marco de las pinturas para aproximar a una apreciación tridimensional sobre la obra. Esta conversación sobre la tridimensionalidad y la pintura se puede observar en Accord (1985) un rectángulo vertical de aluminio, atornillado a la pared en sus cuatro esquinas, con una parte proyectando hacia afuera pintado con óleo de color blanco.

Robert Ryman

Robert Ryman. Accord, 1985. Óleo sobre aluminio con pernos de acero

Las tres características que pueden ser analizadas como una configuración del trabajo de Robert Ryman son los conceptos del blanco, la luz y el soporte. Siendo una fórmula para la producción de sus obras y de la misma exploración del color, la curaduría de Courtney J. Martin profundiza sobre la trayectoria de tres décadas del artista y permite una discusión sobre la implicación de la pintura desde la técnica y no desde el tema. Sería muy bueno para la museografía mexicana tomar estos casos prácticos para una ejecución en el desarrollo de exposiciones de arte contemporáneo.

Robert Ryman | Museo Jumex
Hasta el 30 de abril

Blvd. Miguel de Cervantes Saavedra 303, Amp Granada, 11520 Ciudad de México, CDMX

Leave a Reply