Post Neo Mexicanismos | ESPAC

ESPAC

Izquierda: Diego Rivera. Naturaleza muerta cubista con paisaje, 1915). Derecha: Rubén Ortiz Torres. La Minnie, 1991.

La segunda exposición del Programa de Pintura Contemporánea de ESPAC se centra en una exploración de los cambios que surgieron en la década de los noventa en torno a la representación de lo mexicano. Post Neo Mexicanismos, curada por Willy Kautz, consiste en una selección de obras de arte mexicano de la Colección ESPAC como una revisión de las problemáticas pictóricas sobre la representación de lo mexicano, que durante el siglo XX fue definido por el Estado Mexicano y posteriormente la desnacionalización de lo pictórico por parte de artistas en los noventa. Es así como el título de la exposición juega con los prefijos neo y post, para desarrollar una narrativa circulacionista sobre los procesos y problemáticas de la pintura en el arte mexicano.

Post Neo Mexicanismos: La desnacionalización de lo pictórico es una revisión de los problemas pictóricos de los noventa. La exposición tendrá diferentes versiones o entregas donde se cambiaran los cuadros, lo que permitirá nuevas lecturas a la investigación del curador sobre los problemas pictóricos en el arte mexicano. La idea de ver estos referentes históricos que a lo largo de la historia del siglo XX han sido retomados para después ser abonados según su contexto, sirven para darle una narrativa al espectador.  La construcción del imaginario vinculado a las políticas del Estado, la configuración del Estado Post-Revolucionario, se da con la Escuela Mexicana (David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, Diego Rivera, y Rufino Tamayo). Con esto en mente se contrapone la obra de Diego Rivera (Naturaleza muerta cubista con paisaje, 1915) — anterior al movimiento de la Escuela Mexicana de Pintura — que sirve como configuración para entender el antes y el después del imaginario mexicanista.

ESPAC

Diego Rivera. Naturaleza muerta cubista con paisaje, 1915. Óleo sobre tela.

En los noventa surge una discusión sobre la pintura en el contexto del post-conceptualismo. Rubén Ortiz Torres (imagen de encabezado) hace una referencia al cubismo con el mismo modo que Diego Rivera lo hiciera antes de su etapa muralista. (La Minnie,1991). Esta última, de iconografía fronteriza, se desvincula de los imaginarios mexicanistas en el momento que se apropia de iconografías de la cultura de masas. Las obras relacionadas a la pintura post-conceptual se pueden ver en las obras de Mónica Castillo, Fernando García Correa, y Yishai Judisman.  Estas problemáticas en torno a la pintura tratan de llevar la pintura a un siguiente paso al expandir su representación y jugar con el espacio.

ESPAC

Yishai Judisman. Mutatis mutandis: Sumo XV, 2000. Acrílico sobre madera, alfombra sintética, vitrina con libro referencial retocado.

A lo largo del recorrido se pueden apreciar las pinturas tempranas de Francis Alÿs cuando llega a México y se puede observar la desvinculación de la iconografía del Estado. Fernando García Correa se aleja de las convenciones academicistas y juega con las perspectivas y explora con la materialidad de los soportes. Casi al final del recorrido se muestran obras de artistas pertenecientes a La Quiñonera (Francisco Fernández “Taka” y Néstor Quiñones) que retoman el imaginario mexicanista pero lo transforman a través de la técnica.

ESPAC

Néstor Quiñones. Une, 1998. Acrílico, organza, máscara ritual, espejos y cartón sobre madera.

Boris Viskin explora sobre la figuración espacial/escultórica, pero que sujeta al muro es entendida como pintura. Las exploraciones sobre los soportes, expandir la imagen, y la retórica poética/visual surgen de las ideas del posmodernismo de finales de los ochenta y principios de los noventa. Es en este momento crítico que se da una nueva ruptura en las artes y surgen espacios alternativos como el Salón des Aztecas, Zona, La Quiñonera, y Temístocles 44.

ESPAC

Boris Viskin. Vértigo, 1996. Óleo y figura de plástico sobre tela.

Al final de este recorrido circular, se encuentra una obra del año pasado de Rubén Ortiz Torres junto a la obra de David Alfaro Siquieros (Estudio para mural, 1970) obra realizada después del movimiento muralista. Mientras que la obra de Siqueiros se aleja del imaginario mexicanista que lo caracteriza con esta pintura abstracta, la obra de Rubén Ortiz Torres retoma la iconografía del Estado Mexicano para transformarlo en un ícono de luto.

ESPAC

Rubén Ortiz Torres. Para los 43, 2015. Uretano y perla seca sobre aluminio.

La circularidad de la historia se ve representada con las problemáticas pictóricas, al tratar de retomar el imaginario mexicanista o al romper con estas convenciones académicas, una cuestión entre la abstracción o figuración. El círculo del recorrido termina cuando el artista regresa la iconografía mexicanista. Esta recuperación se puede observar en otras exposiciones o proyectos como el Proyecto Fachada de Daniel Aguilar Ruvalcaba en la SAP Siqueiros, así como en la obra de Rodrigo Suárez.

Post Neo Mexicanismos | ESPAC
Hasta agosto de 2016
Monte Líbano 225, Lomas de Chapultepec
Miércoles a domingo de 10 18 hrs.
Entrada Libre

2 thoughts on “Post Neo Mexicanismos | ESPAC

  1. Pingback: Las 10 mejores exposiciones de 2016 | ARTINDF - artindf.com

  2. Pingback: FORMASOBREFONDO | Proyectos Monclova - artindf.com

Leave a Reply