Jonathan Hernández | kurimanzutto

kurimanzutto

El pasado 22 de septiembre se inauguró en la galería kurimanzutto la tercera exposición individual de Jonathan Hernández en ese espacio. Extinción de dominio lleva por título una exposición que parte de la falsa pretensión de la transición de objetos ilícitos a una estructura lícita. Esta proposición surge de la investigación del artista sobre las subastas SAE (Servicio de Administración y Enajenación de Bienes) que se encargan de ofrecer a consumidores bienes incautados por el gobierno a diversos grupos delictivos y productos embargados en aduanas, decomisados y abandonados. Hernández en el 2014 acude a una subasta SAE para obtener una serie de objetos como una motosierra, cuchillos, navajas y objetos considerados como arma blanca por parte del narcotráfico además de suelo vinílico color rojo, unos lentes de sol y piezas de madera. Con esto en mente, utiliza los objetos y los usa como materia prima para sus instalaciones y esculturas dentro la galería. El recorrido transita mediante una estrategia ya muy usada en el arte contemporáneo de invisibilizar-visibilizar los objetos y las estructuras de la galería para así tener un discurso para la exposición.

kurimanzutto

Una de la problemáticas graves de la muestra es la repetición de estrategias y un exceso de sentido común por parte del artista. La manera en la que está planteada la exposición no permite una lectura a profundidad de los significantes de los objetos comprados. Consideramos pretensiosa la pronunciación de que son objetos ilícitos por el simple hecho de haber sido incautados, y no se hizo una investigación sobre el procedente de los mismos. No porque alguien tenga una navaja significa que está cometiendo algo ilegal, de ser así cualquier persona que compre una navaja Victorinox en una tienda departamental podría ser considerado un criminal en potencia. De esta manera, los prejuicios del artista y el prejuicio colectivo hacia lo criminal funcionan para establecer discursos cargados de sentido común que se ven reforzados por  las diferentes estrategias, por ejemplo, al invisibilizar parte de los objetos incautados y depositarlos dentro de uno de los muros de la galería jugando con la representación de los objetos que hacen en conjunto.

kurimanzutto

Vista de instalación de Extinción de Dominio en kurimanzutto.

Consideramos importante destacar que el artista al platicar su experiencia dentro de la subasta SAE hace referencia a un acontecimiento donde habían dos “mafias” peleándose por una caja de tazas a un precio económico. Explica que después pueden grabar un logotipo o marca sobre las tazas y después venderlas. El problema es que no es ilegal vender tazas con diseños, lo que sería ilegal es que no pagaran impuestos de esas tazas. 

De los bienes que se subastan, más del 70% proviene del SAT, por adeudos o acciones en aduanas, un porcentaje son bienes en desuso y sólo el 2% son decomisos al crimen organizado. Desde las prácticas artísticas de los sesenta se ha establecido que los objetos no pueden definir lo que es una persona, por lo tanto, surge el arte objeto para cuestionar los códigos y significantes en los que se establece la sociedad. Un punto que pasa desapercibido de la exposición es que carece de objetividad, ya que todo gira alrededor de la descomposición social en la que está inmerso nuestro país.

kurimanzuttoUna de las series relevantes de la exposición es “Descabezados” collages de encabezados de periódicos que Hernández seleccionó durante un año por la relevancia de las notas y su impacto mediático. Encabezados que se relacionan al crimen organizado, devaluación del peso, casos de impunidad y corrupción. Una de las cosas que me cuestiono es que hacer visibles estas problemáticas sin proponer soluciones o crear gestos que motiven un cambio de conducta, siempre quedan como un acto propagandístico que encierra en subjetividades la apreciación de la realidad.

Extinción de Dominio | kurimanzutto

Gob. Rafael Rebollar 94, Miguel Hidalgo, San Miguel Chapultepec

Leave a Reply