Entrevista | Wilfredo Prieto

Wilfredo Prieto
La galería Kurimanzutto presentará el próximo 28 de mayo una exposición individual del artista Wilfredo Prieto. La obra del artista cubano se caracteriza por el uso de objetos cotidianos, brevedad narrativa, estética minimalista y un delicado sentido del humor. Tuvimos la oportunidad de hablar con el artista sobre la exposición y las problemáticas en torno a la escultura.

jf huerta: ¿Qué me puedes decir del título de la exposición no se puede hacer una revolución con guantes de seda?

Wilfredo Prieto: Esta es una frase de Stalin pero es una frase que se ha popularizado y ha perdido su sentido, y me parecía muy actual en este momento en cuestiones sociales y políticas en el contexto global. He querido ir en ese punto y estas piezas están interactuando con reflexiones sociales o cotidianas. Me parecía una forma de enfocarlo con este título.

jf huerta: Siempre hay una característica de invisibilidad en tu trabajo, por ejemplo, la obra que se encuentra en la calle o la pieza sonora que conecta con el edificio de a lado, ¿tu trabajo juega con el espacio exterior?

Wilfredo Prieto: Trabajo con muchísima diversidad de caminos y direcciones, esta exposición se va en ese camino. El edificio es muy rico arquitectónicamente, me era muy tentador trabajar con la funcionalidad de la galería como espacio público o con las zonas más privadas, como las oficinas, es por una condición específica de esta exposición que me interesaba irme en ese terreno.

Wilfredo Prieto

Wilfredo Prieto. Puñado de cobre, níquel y zinc, 2016.
Polvo de monedas

jf huerta: ¿Tuviste un estudio en México?

Wilfredo Prieto: Mi estudio siempre ha sido un ordenador y una libreta. No tengo estudio nunca. Trabajo en el avión, cafetería o en mi casa.

jf huerta: Entonces, ¿el espacio de la galería se vuelve el lugar para que desarrolles tus obras?

Wilfredo Prieto: Yo veo más el espacio de una muestra expositiva como un estudio donde estás haciendo experimentos, te estás equivocando o das aciertos, como un cocinero que está sacando material de la cocina y ya lo están comiendo. Yo mismo tomo una distancia cuando están expuestas las obras, pero sin tener una conciencia tan grande sobre ellas, sino casi como enfrentarme a la situación de error. Me parece muy importante que el espacio de la galería forme parte de esa interacción y me de una cierta de posibilidad de ver nuevos caminos.

jf huerta: Específicamente sobre tu trabajo, ¿el objeto está siendo un mensaje o un medio?

Wilfredo Prieto: Las dos cosas, el objeto es un medio y una finalidad, y lo más importante que se está generando a partir de él, es un contenedor que se activa y va activando a otros mecanismos de reflexiones, como un texto escrito que lo vuelves a leer y encuentras otras formas. La misma obra está “conotándose” diferente, está dejando de ser… es más lo que emana que lo que ves.

Wilfredo Prieto

Wilfredo Prieto. Por el arroyo corre tras su reflejo, una libélula, 2016. iPhone y cargador.

jf huerta: Tu obra se caracteriza por tener una crítica política, en el contexto de esta exposición, ¿a qué se debe este potencial crítico de las obras?

Wilfredo Prieto: Está exposición tiene un corte bastante político y se mete mucho en cuestiones de actualidad o problemáticas que están en contextos totalmente diferentes. La recurrencia a la política o temas generales en conflicto se debe a que vivimos en una época dónde cuestionamos la política y sus implicaciones. Si viviéramos en la época de Brueguel estaríamos haciendo obras religiosas. Yo creo que en esta un época nos toca hablar de ese poder. Aunque no quiera hacerlo, las obras toman esa dirección.

jf huerta: Como defines tus obras, ¿instalación o escultura?

Wilfredo Prieto: Yo lo defino siempre como escultura, para mi el término instalación está mal usado hoy en día porque la instalación viene de una cuestión más de los años setenta u ochenta donde se estaba instalando diferentes medios, por ejemplo, el video con la escultura. Por lo tanto, se instalaban esos medios. Ya hoy en día, estoy trabajando con escultura tradicional, no quiere decir que con los materiales tradicionales como el mármol o la arcilla, estoy trabajando con objetos y eso no quita que sea un medio escultórico. Yo lo veo más en una cuestión evolutiva de la escultura.

Wilfredo Prieto

Wilfredo Prieto. Pelo danzando con pasa, 2015. Ventilador, pelo y pasa.

jf huerta: En México, ¿has tenido problemas para mostrar tus obras por cuestiones religiosas o políticas?

Wilfredo Prieto: Sí, recuerdo que había un problema cuando estaba instalando mi obra Apolítico en el 2011 en el Palacio de Bellas Artes y terminamos instalándolo en el Museo de Ex Teresa Arte Actual, – sede alterna de la exposición América Latina, arte y confrontación (1910-2010). –

jf huerta: Algo de lo que hablas mucho es sobre “el performance que no surge”, ¿qué pasa con esta problemática?

Wilfredo Prieto: Eso siempre se me ha hecho muy interesante, cuando estaba investigando mucho con artistas, estábamos trabajando sobretodo con la obra de Ana Mendieta y no entendía muy bien la separación que se ha hecho en términos teóricos sobre el performance y la escultura, como dos cosas similares, yo siempre he creído en la idea de la actitud performática, como un objeto está deviniendo una acción. Cuando estás viendo un vaso, estás visualizando automáticamente la idea de tomar el vaso. Siempre hay una interacción no sólo física pero también simbólica, estás siempre haciendo una interrelación con los elementos de la realidad.

Wilfredo Prieto

Wilfredo Prieto. Aritmética simple, 2015. Sonido.

La exposición no se puede hacer una revolución con guantes de seda de Wilfredo Prieto cuestiona la realidad en la que estamos inmersos y la propia percepción de la realidad de cada espectador.

no se puede hacer una revolución con guantes de seda | kurimanzutto
Mayo 28 – agosto 27 de 2016

Horarios:
Martes a jueves | 11 am – 6 pm
Viernes y sábados | 11 am – 4 pm

Leave a Reply