Cómo fantasmas que vienen de las sombras | ESPAC

ESPAC

Cómo fantasmas que vienen de las sombras | ESPAC

Cuando el hombre conoce esta verdad estará para él claramente que no conoce un sol ni una tierra, y sí únicamente un ojo que ve el sol y una mano que siente el contacto de la tierra; que el mundo que le rodea no existe más que como representación.

Arthur Schopenhauer

El Centro de Exposiciones de la Fundación ESPAC presenta, dentro de sus profundidades, la instalación gestionada por Jonathan Miralda y Andrés Villalobos titulada Grutas. Ambos son miembros de la Cooperativa Cráter Invertido y construyeron un escenario a forma de caverna que invita al espectador a adentrarse e interactuar con la muestra de una manera íntima y diferente a la de una exposición de arte contemporáneo de cubo de luz blanca. Dentro de la estructura construida principalmente de maderos, cartón (reutilizado), y cinta adhesiva, se encuentra un laberinto con veredas cruzadas y caminos que llevan a piezas artísticas variadas, seleccionadas por Juan Caloca y Andrés Villalobos, y que conforman un escenario que atraviesa casi la totalidad del espacio del Centro de Exposiciones y del cual el espectador no puede salir sin haber recorrido el laberinto completo, ya sea porque termina extraviándose o por no darse cuenta que existe un pasadizo secreto a la derecha del inicio del laberinto que lleva prácticamente a la salida.

ESPAC

Vista de la instalación. Emiliano Rocha. Al fondo, 2011. Cortesía ESPAC

La exposición lleva por nombre Como fantasmas que vienen de las sombras… y en las sombras se van y no hay que confundir la cueva como el todo de la exposición. La cueva es una representación del imaginario que se está poniendo en discusión y a su vez se vuelve el instrumento que guía la narrativa de este imaginario. Una de las capas de lectura de la exposición es la representación, teniendo en cuenta que la representación de la cueva se vuelve el mundo para el espectador, las obras de arte se insertan para darle un propósito discursivo en torno al arte contemporáneo. Si las obras de arte están en una relación permanente con su entorno y se ven utilizadas con el fin de reflexionar sobre como se exhiben las obras dentro y fuera de la instalación. ¿Cuál sería el resultado si la instalación fuese derribada? Perderían sentido las obras de arte o se necesita de ese conjunto de ideas para darle un discurso. Por un momento, pensemos que si se derribara la cueva en la que está inmerso el arte contemporáneo, ¿se perdería la forma de darle discurso a las obras de arte?

ESPAC

Vista de la instalación con Lxs brutxs, 2015 de Ramiro Chaves y Sin título (Vagabundo), 2014 de Jonathan Miralda. Cortesía ESPAC

La transmisión de ideas y de representación de la sociedad se logra a través de la difusión. La inmediatez en la que vivimos hace que las ideas o representaciones que se tienen del mundo viajen y se coloquen de manera inminente. Por un lado, las grutas de la cueva impiden que se logre este proceso inmediato, no hay un orden específico y dependiendo la perspectiva la experiencia siempre será diferente.

ESPAC

Emiliano Rocha Minter. Juventud en rebeldía, 2014. Cortesía ESPAC.

Recomendamos esta exposición para la gente que busca una propuesta diferente a la habitual de colocar obras de arte en los muros de un cuarto de paredes blancas, al espectador que busca desafiar las premisas en las que la “exposición de arte contemporáneo” tiene sus bases.

 

Hasta febrero de 2016

Centro de Exposiciones ESPAC
Monte Líbano 225, Lomas de Chapultepec V Sección
Miércoles a domingo de 10 a 18 hr.
Entrada libre

Leave a Reply