Bastidores | Un diálogo interdisciplinario entre pintura y cine

Bastidores

Hay un gran debate hoy en día sobre la pintura contemporánea sobre todo por las problemáticas que cuestiona o tendría que cuestionar, y esta discrepancia de ideales genera discusiones en el circuito del arte. Hay que tener en cuenta que para cuestiones de mercado la pintura siempre va a ocupar un lugar primordial, debido a su funcionalidad en el sentido expositivo y decorativo. Si hacemos a un lado esta realidad, hay un gran espectro de posibilidades sobre cuestiones formales y de experimentación en la pintura que se pueden proponer. En junio, fui invitado a cubrir la convocatoria Bastidores, una iniciativa con la finalidad de crear una plataforma que apoya el desarrollo de la pintura contemporánea mexicana. Fueron 10 artistas locales seleccionados por un comité conformado por Michel Blancsubé, Julien Devaux, Sebastián Romo y Sandra Cerisola. A la par se invitaron a 11 cineastas para documentar el proceso de la elaboración de las obras comisionadas por la convocatoria. A los artistas se les pagó la producción de una pieza para formar parte de la colección Bastidores. Paralelamente, los cineastas invitados desarrollaron documentales individuales que fueron presentados en el Centro de Cultura Digital y las pinturas se presentaron en Proyecto Público Prim como una exposición colectiva. El eje central de este proyecto es la intersección de dos disciplinas que generaría un diálogo entre el discurso del pintor visto desde la óptica del cineasta.

Lista de los artistas seleccionados y los cineastas invitados es la siguiente:

Artista                       Cineasta

Agustín González Jorge Hernández Salgado
Álvaro Verduzco / Paulina del Paso
Andrea Bores / Juliana Gómez
Daniel Lezama Bruno Bancalari /Juan Pablo López-Fonseca
Daniel Pérez / Carlos Mignon
Galia Eibenschutz / Jan Markowski
Itzamna Hugo Reyes Suárez / Anaïs Huerta
Javier Areán / Carlos Muñoz
Javier Peláez / Raúl Cuesta
Sofía Fernández / Rodrigo Valdés

Bastidores es una iniciativa que se llevará a cabo cada dos años. Y es una manera de documentar la forma en la que se abordan los problemas pictóricos en la pintura contemporánea. Sin lugar a dudas, como documentación es una gran propuesta para analizar en el futuro los cuestionamientos y las temáticas de esta época.

Una estrategia visiblemente presente es el uso del archivo y la activación de la memoria. Alvaro Verduzco retoma de una noticia del periódico sobre los inmigrantes sirios tratando de cruzar en pequeños botes y lo relaciona con la obra de Géricault, La balsa de la Medusa. Al hacer esta relación busca crear un punto de partida de memoria colectiva y personal.

Bastidores

Álvaro Verduzco. Multiversos de multiversos, Bastidores

Javier Areán artista que también trabaja con la memoria, retoma la fotografía de la primera piedra que se puso en su casa donde habitó en la infancia, Madrid 55 y hace toda una recolección de momentos y una línea arqueológica con su obra. Andrea Bores transita entre el diseño textil y la pintura. Sofía Hernández toma el lienzo para contener materiales y hacer un registro sobre la materia y la memoria. Agustín González trabaja con series y se convierten en un a bitácora que va más allá del registro y visibiliza las capas de su proceso.

Bastidores

Daniel Lezama. Bautizo. Bastidores

Daniel Lezama, artista de alto perfil, desarrolla en su obra un discurso metafórico y alegórico que explora esa necesidad de identidad y al mismo tiempo hace una crítica a la historia de México. Daniel Pérez Coronel hace un recorrido en la zona donde vive y recolecta materiales que podrían ser considerados desecho para elaborar una pieza pictórica. Itzamna Reyes a través de la pintura retrata la realidad urbana de la Ciudad de México que forma parte de su tránsito en el día a día.

Bastidores

Galia Eibenschutz. Bastidores.

El documental considerado como el mejor de esta convocatoria es sobre la obra de Galia Eibenschutz y fue dirigido por Jan Markowski. Galia genera un diálogo entre el dibujo y el performance siendo parte importante de su trabajo la relación del movimiento de su cuerpo sobre otro soporte. Todo este proceso complementado por la imagen-movimiento y el diseño sonoro de la propuesta de Markowski desarrollan un discurso más completo entorno a la pintura.

La exposición Bastidores no es una síntesis de lo que está ocurriendo en el presente sobre la pintura contemporánea. Falla en presentar una curaduría que permanezca en una línea, pero sí una exposición de diversas propuestas. La convocatoria Bastidores funciona para un plan a largo plazo, cuando sea una colección de varias piezas y después pueda ser releída para explicar los cuestionamientos y problemáticas de nuestra época.

Leave a Reply